Internacional - Política

Mientras Clinton se prepara, Trump se muestra confiado antes del primer debate presidencial

2016-09-02

El equipo de Clinton está creando un perfil de Trump con la ayuda de varios psicólogos que permita...

Por Patrick Healy y Matt Flegenheimer, The New York Times

Los asesores de Hillary Clinton están conversando con el escritor fantasma de “El arte de la negociación“, el libro de Donald Trump, para tratar de comprender cuáles son las inseguridades más profundas del candidato republicano y así hacer mella en cuatro semanas, cuando se llevará acabo el primer debate presidencial entre ambos, el más esperado en la historia reciente de Estados Unidos.

Su equipo está creando un perfil de Trump con la ayuda de varios psicólogos que permita adivinar cómo respondería a ciertos ataques o cómo se relacionará en público cuando enfrente a su única adversaria en el escenario.

Están adoptando un análisis de estilo forense de las intervenciones de Trump en los debates de las primarias republicanas para identificar sus fortalezas y debilidades, así como los temas que podrían provocar que reaccione de modo… poco presidencial.

Y mientras Clinton avanza en la investigación junto a su equipo de debates, Trump lo hace en dirección contraria. Aunque ha pasado horas sentado con su equipo los últimos dos domingos, las sesiones han sido más espontáneas que centradas y el candidato no puede ocultar su desdén por el esfuerzo, la sistematización y el ensayo.

Hillary Clinton y su equipo se han preparado estratégicamente para el primer debate frente a Donald Trump. Credit Todd Heisler/The New York Times

Los enfoques tan diferentes de Clinton y Trump de cara al debate del 26 de septiembre revelan mucho sobre sus egos, su estrategia y su preparación ante un evento importante.

Clinton es muy competitiva y quiere propinarle un duro golpe a Trump en un debate televisado pero no con una avalancha de detalles concretos sobre políticas públicas. Quiere descubrir la manera de provocarlo a cometer errores.

Trump, que confía mucho en sí mismo, quiere que los espectadores lo vean como un político que no pertenece al sistema y se atreve a decir verdades que muchos callan. Cree que puede cuestionar la honestidad y la ética de Clinton.

A la hora de compilar el material para la preparación de Clinton, sus asesores han tenido bastante material de donde elegir.

Contactaron a Tony Schwartz, coautor del libro de Trump para que les hablara de él. Y aunque Schwartz no quiso comentar sobre su comunicación con la campaña de Clinton en una entrevista reciente, dijo que Trump era vulnerable si Clinton mantenía la calma y atacaba de manera deliberada y sin pausa el carácter de Trump, su volatilidad y su capacidad de ser comandante en jefe de las fuerzas armadas.



JMRS