Turismo

Planes de Trump sobre Cuba podrían exceptuar a aerolíneas pero afectarían la demanda

2017-06-16

Las aerolíneas y operadores de cruceros estadounidenses podrían perder alrededor de 712 millones de...

Por Alana Wise

NUEVA YORK (Reuters) - Los planes del presidente de Estados Unidos Donald Trump de revertir el acercamiento que impulsó su predecesor hacia Cuba no impactarán a las aerolíneas y operadores de cruceros, pero sí podrían afectar la debilitada demanda por esos servicios.

Trump anunció medidas dirigidas a revertir los avances en comercio y en viajes entre Estados Unidos y Cuba, promovidos por el Gobierno de Barack Obama, puesto que considera que favorecen a un "régimen opresivo", según funcionarios de la Casa Blanca.

La nueva política prohibiría la mayoría de las transacciones comerciales de Estados Unidos con el Grupo de Administración Empresarial SA (GAESA), una compañía militar con amplia participación en negocios en Cuba, pero hará excepciones para los sectores de viajes aéreos y marítimos, dijeron.

Eso protegería a las aerolíneas y cruceros estadounidenses que actualmente viajan a la isla.

El operador de cruceros Carnival Corp desestimó que el cambio en la política vaya a tener algún impacto y dijo que estaba "satisfecho" con que sus barcos puedan continuar llegando a Cuba.

American Airlines Group Inc, Delta Air Lines Inc, United Continental Holdings Inc y Southwest Airlines Co declinaron emitir comentarios hasta después de que Trump emita su discurso en Miami.

JetBlue Airways Corp revisará su política hacia Cuba una vez que se formalice la posición estadounidense, pero dijo que planea "operar en línea con las disposiciones del Gobierno".

El acercamiento inicial impulsó nuevos vuelos hacia Cuba a mediados del 2016. Algunas aerolíneas que realizaron la apertura comercial, Frontier Airlines, Silver Airways y Spirit Airlines Inc, se han retirado desde entonces.

Grandes aerolíneas estadounidenses han reducido la cantidad de vuelos a ciudades cubanas para enfocarse en la capital, La Habana.

American, Delta, United, Southwest y JetBlue quieren incrementar el número de vuelos a la capital cubana y las solicitudes están a la espera de una revisión del Gobierno.

Las aerolíneas y operadores de cruceros estadounidenses podrían perder alrededor de 712 millones de dólares en ingresos anuales si el Gobierno de Trump reinstala por completo las restricciones de viajes, dijo el grupo de presión de Washington Engage Cuba en un reporte reciente.

Aunque la nueva política de Trump elude el peor escenario de cancelar todos los vuelos comerciales y congelar las relaciones diplomáticas, de todas maneras constituirá un revés para un sector turístico que apuesta por Cuba como un mercado de rápido crecimiento.

"Es una isla enorme", dijo David Scowsill, presidente ejecutivo del Consejo Mundial de Turismo y Viajes, a periodistas, antes de que la Casa Blanca ofreciera detalles sobre la nueva política. "Hay mucho potencial para que las firmas estadounidenses hagan negocios, y por supuesto es un gran destino de vacaciones en el Caribe", declaró.

Marriott International Inc, la mayor cadena de hoteles del mundo, instó el viernes a la Casa Blanca a mejorar sus relaciones con Cuba y a reconocer al turismo como una herramienta estratégica para ese objetivo.

Marriott opera el Gaviota 5th Avenue Hotel, del que es dueño en conjunto con el Ejército de Cuba bajo la marca de Four Points Sheraton. El Gobierno de Trump ha criticado al Ejército cubano por considerarlo represivo y prometió restringir los vínculos financieros entre empresas estadounidenses y las fuerzas de la isla.

James Williams, presidente de Engage Cuba, dijo el jueves que las nuevas políticas de Washington podrían afectar la capacidad de las empresas estadounidenses de operar en la isla, calificándolas como una "traición" al lema de campaña de Trump de "Estados Unidos primero".

"Esta es una mala política, es mala política y es negativa para las empresas estadounidenses", declaró.



yoselin