Internacional - Población

Trump parte a Las Vegas para mostrar sus respetos tras tiroteo masivo

2017-10-04

Hacemos un llamado a los lazos comunitarios y al consuelo de nuestra humanidad. Nuestros...


Washington, 4 oct (PL) El presidente estadounidense, Donald Trump, partió hoy hacia Las Vegas a mostrar sus respetos tras el tiroteo masivo del domingo, que el mandatario calificó como un ''hecho muy triste'' al salir de la Casa Blanca.

Vamos a mostrar nuestro respeto y a ver a la policía, que realmente hizo un gran trabajo en un corto periodo de tiempo, están descubriendo muchas cosas y será anunciado en el momento apropiado, expresó junto a su esposa, Melania Trump.

El jefe de Estado, quien manifestó que es un día muy triste para él en lo personal, se reunirá en la urbe del estado de Nevada con autoridades, socorristas y víctimas del tiroteo masivo más mortífero en la historia del país, que dejó 59 muertos y 527 heridos.

Trump anunció la visita el lunes durante un mensaje a la nación en el que ordenó ondear a media asta las banderas de edificios gubernamentales y públicos hasta el anochecer del 6 de octubre.

Hacemos un llamado a los lazos comunitarios y al consuelo de nuestra humanidad. Nuestros vínculos no pueden ser rotos por la violencia, y aunque sentimos gran ira por el asesinato sin sentido de nuestros conciudadanos, debe ser el amor lo que nos defina, expresó entonces el gobernante republicano.

Las autoridades siguen investigando la masacre que ocurrió alrededor de las 22:00 hora local, cuando el autor del crimen, identificado como Stephen Paddock, disparó desde el piso 32 del hotel Mandalay Bay contra una multitud de 22 mil participantes en un concierto de música country.

Hasta el momento se desconocen las causas de la masacre y la policía se refiere al sospechoso, quien se suicidó tras el ataque, como un tirador solitario que no dejó notas, correos electrónicos o mensajes en redes sociales para explicar sus acciones.

Ayer el alguacil de la Policía Metropolitana de La Vegas, Joseph Lombardo, aseguró que solo faltan por identificar tres de las víctimas mortales de la masacre, y detalló que el asesino estuvo disparando durante nueve minutos desde su habitación en el Mandalay Bay.

También se supo que Paddock, un contador público jubilado y residente en la localidad de Mesquite, a unos 130 kilómetros de Las Vegas, tenía 49 armas en tres ubicaciones diferentes, y 23 de ellas fueron encontradas en el hotel.

Los oficiales indicaron que no presentaba antecedentes penales significativos y están tratando de reconstruir su historia financiera para buscar pistas que podrían ayudar a determinar el motivo de la matanza.

El crimen reavivó el debate en el país sobre el tema de las armas de fuego, y se registraron renovados enfrentamientos entre quienes demandan un mayor control para la posesión de tales artefactos y quienes niegan que este sea el momento para hablar de restricciones.

Varios políticos demócratas y figuras del mundo de las artes y el espectáculo llamaron al Congreso y la Casa Blanca a actuar para aprobar regulaciones más estrictas en el tema de las armas, lo que parece poco probable en un legislativo con mayoría republicana en las dos cámaras.



yoselin