Salud

Epidemia de opioides causa estragos en Estados Unidos, dice Trump

2017-11-21

Su comentario sobre el problema se dio cuando el Consejo de Asesores Económicos (CEA) de la...

 

Washington, 20 nov (PL) El presidente, Donald Trump, manifestó hoy que la epidemia de opioides está causando estragos en muchas familias y comunidades estadounidenses, el mismo día en que la Casa Blanca presentó un informe sobre el costo millonario de esa crisis.

De acuerdo con el mandatario republicano, el consumo de opiáceos, declarado el mes pasado como una emergencia de salud pública por el alto número de vidas que cobra cada año, formó parte de las discusiones de la reunión celebrada este lunes con su gabinete.

Su comentario sobre el problema se dio cuando el Consejo de Asesores Económicos (CEA) de la Casa Blanca dio a conocer que 2,4 millones de norteamericanos tienen un trastorno por consumo de opioides, incluyendo a quienes abusan de los analgésicos recetados y de la heroína u otros opiáceos ilícitos.

Ese grupo calculó que la crisis costó 504 mil millones de dólares en 2015, lo que representó un 2,8 por ciento del Producto Interno Bruto del país ese año.

A decir del CEA, más de 50 mil estadounidenses murieron a causa de una sobredosis de drogas en 2015, y el 63 por ciento de esos fallecimientos (33 mil 91) supuestamente involucraron opioides.

'El problema está empeorando a un ritmo alarmante', advirtieron, debido a que los decesos por sobredosis vinculadas con estas sustancias se duplicaron en una década, y se cuadruplicaron en los últimos 16 años.

Trump indicó el 26 de octubre pasado que esta crisis cobró 64 mil vidas en 2016, 175 cada día.

Ese fue el día en que el presidente declaró una emergencia de salud pública por el alto consumo de opioides y reconoció que Estados Unidos es la nación que más los consume en el mundo.

Pese a ello, el gobernante republicano no llegó a declarar una emergencia nacional, como había indicado previamente que haría.

Medios locales se refirieron al anuncio como una medida parcial, pues una emergencia de salud pública, a diferencia de una nacional, no libera fondos adicionales, sino que depende del presupuesto existente para ser redirigido.

'Declarar una emergencia nacional liberaría la financiación de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, el despliegue de trabajadores de salud pública y las solicitudes estatales de ayuda federal, entre otras cosas', apuntó entonces la cadena CBS News.



yoselin