Internacional - Población

Los médicos bolivianos vuelven a protestar tras celebrar la Navidad en huelga

2017-12-26

Juan Carlos Astulla, médico cirujano que participó en uno de los bloqueos,...

 

La Paz, 26 dic (EFE).- Los médicos de Bolivia volvieron hoy a protestar en las calles del país tras pasar la fiesta de Navidad sin levantar la huelga que lleva ya 34 días, en demanda al Gobierno para que derogue un artículo del nuevo Código del Sistema Penal que consideran que criminaliza su actividad profesional.

En La Paz, organizaciones que aglutinan a profesionales en Medicina organizaron bloqueos en distintos puntos de la ciudad, sede del Gobierno, mientras que en otras ciudades del país andino hubo marchas y se reforzaron los piquetes de huelga de hambre.

Juan Carlos Astulla, médico cirujano que participó en uno de los bloqueos, declaró a Efe que las medidas de presión no se levantarán, ya que si lo hacen el Gobierno "va a comenzar la persecución" contra dirigentes del sector.

Susana Guzmán, que trabaja en la Caja Nacional de Salud, dijo a Efe que las observaciones son contra todo el Código del Sistema Penal porque considera que "es una copia del de Venezuela", aunque el Gobierno mantiene que se ha fijado en los de Uruguay, Chile y Argentina.

Las medidas de presión del sector médico han estado marcadas por marchas de profesionales y estudiantes, piquetes de huelga de hambre, bloqueos en las calles y refriegas con la Policía que la semana pasada dejaron algunos heridos y detenidos.

El comandante nacional de la Policía boliviana, Abel de la Barra, en rueda de prensa, aclaró que "no se va a permitir que se causen daños a la propiedad pública y privada".

De la Barra advirtió de que se reservará el "derecho al uso de la fuerza" en caso que se produzcan nuevamente manifestaciones violentas.

Los dirigentes de los profesionales en Medicina enviaron hoy una carta al presidente del país, Evo Morales, para pedir "un diálogo sensible y sin condiciones" sobre las medidas legales emitidas por su Gobierno.

Por contra, la ministra de Salud, Ariana Campero, en declaraciones a la red de televisión Uno, instó a los médicos a normalizar la atención sanitaria en los establecimientos del sistema público de salud "por razones humanitarias", para luego comenzar el diálogo.

Durante los 34 días de huelga la atención en centros médicos del Estado se ha restringido únicamente a servicios de emergencia, mientras que en el sector privado es en algunos casos intermitente.

Para contrarrestar el paro, el Gobierno habilitó "ferias de salud" en la calle durante algunos días, que atendieron a pacientes en parte con médicos extranjeros. 



yoselin