Ecología y Contaminación

Regiones importantes de China registran aumento de contaminación

2018-02-12

Aunque las concentraciones de pequeñas partículas conocidas como PM2,5 cayeron un...

 

SHANGHÁI (Reuters) - La región del delta del río Yangtze registró un aumento considerable en la medición de la polución en enero, lo que la volvió más contaminada que Pekín y elevó los temores de que las medidas tomadas en el norte del país hayan forzado a industrias pesadas a trasladarse al sur.

Aunque las concentraciones de pequeñas partículas conocidas como PM2,5 cayeron un 17,9 por ciento en la comparación interanual a 64 microgramos por metro cúbico en 338 ciudades de todo el país en enero, el delta del río Yangtze registró un promedio de 72 microgramos, un alza del 20 por ciento, según datos oficiales publicados el lunes.

El delta del río Pearl alrededor de Hong Kong vio un aumento del PM2,5 de 3,9 por ciento en enero con respecto al año anterior, según mostraron datos del Ministerio de Protección Ambiental.

“Los últimos tres meses marcaron la primera vez que se tenga registro que Shanghái y Guangzhou registraron peores niveles de partículas de polución que Pekín, remontándonos a 2001”, dijo Lauri Myllyvirta, activista del grupo ambiental Greenpeace en Pekín.

El clima jugó un papel, pero el aumento de las emisiones en la región del río Yangtze también se debió a un resurgimiento de industrias contaminantes como el acero, especialmente después de que se limitó la producción en regiones del norte, agregó.

Xian, que alberga al Ejército de Terracota de China en el noroeste del país, fue la ciudad con peor desempeño durante enero.

China registró niveles inusualmente altos de PM2,5 en los primeros dos meses de 2017, cuando la polución en el norte de China llevó a decenas de ciudades en la región a declarar un “alerta rojo” para imponer restricciones de tráfico y cerrar fábricas y escuelas.

En un intento por alcanzar las metas anuales después de un aumento a principios de 2017, 28 ciudades norteñas se comprometieron a recortar el PM2,5 en 10-25 por ciento desde octubre de 2017 a marzo de 2018, forzándolas a limitar la producción industrial, reducir el tráfico de vehículos y recortar el consumo de carbón. 



yoselin