Internacional - Política

También Trump tuvo "affaire" con una "conejita" 

2018-02-16

Trump "inmediatamente me tomó cariño, me siguió hablando,...


Donald Trump en una imagen de otro tiempo, cuando aún no había desembarcado en la arena política (foto: Ansa)
   
(ANSA) - NUEVA YORK, 16 FEB - El presidente Donald Trump mantuvo una relación extramatrimonial con una exmodelo de Playboy antes de entrar en la política, y sus aliados usaron pagos y arreglos legales para mantener la información fuera de los medios, publicó la revista estadounidense The New Yorker.
    
Según el informe publicado hoy, Trump mantuvo una aventura con la ex Playmate del año Karen McDougal, a quien conoció en una fiesta para "The Apprentice" en 2006. En ese momento estaba casado con su actual esposa, Melania.
    
McDougal escribió a manos una declaración de ocho páginas, relatando todo lo sucedido aquella noche.
    
La mujer entregó el escrito a su amigo John Crawford, quien lo compartió con Ronan Farrow, de The New Yorker.
    
Trump "inmediatamente me tomó cariño, me siguió hablando, diciéndome lo hermosa que era, etc.!", relató McDougal.
    
"Era tan obvio, que un ejecutivo de Playmate Promotions me dijo, 'Wow, él está encima tuyo - creo que tu podrías ser su próxima esposa'", continuó la ex Playmate en el articulo que lleva por título "Donald Trump, una Modelo de Playboy, y un sistema para Ocultar la Infidelidad".
    
Ella agregó que se sintió sorprendida al principio por el actual presidente Trump.
    
"¡Estaba tan nerviosa! Había caído por su inteligencia + encanto. Un hombre tan educado", escribió. "Hablamos por un par de horas, luego, estaba encendido! Nos desnudamos + tuvimos sexo".
    
McDougal aseguró haberse sentido atónita cuando Trump le ofreció dinero mientras se vestía.
    
"Lo miré (+ me sentí triste) + dije, 'No, gracias, no soy esa clase de chicas'. 'Dormí contigo porque me gustas - NO por dinero' - Me dijo 'eres especial'", continuó el artículo.
    
McDougal aseguró que luego de ese primer encuentro, ella fue a verlo cada vez que él estaba en Los Angeles, "lo cual ocurrió muy a menudo".
    
Trump la presentó luego a miembros de su familia, y hasta la llevó a algunas de sus casas, incluida la Trump Tower, donde le reveló que con Melania tenían dormitorios separados.
    
"El me dijo que a ella le gustaba tener su propio espacio", continuó McDougal. "Para leer o para estar en soledad".
    
Durante una fiesta en 2007 para presentar el Trump Vodka en Los Angeles, la joven inclusive compartió la mesa con Donald, Donald Trump Jr., su esposa Vanessa (que estaba embarazada) y con Kim Kardashian.
    
La Casa Blanca rechazó a través de un comunicado que Trump haya mantenido una relación con McDougal.
    
Un portavoz del gobierno aseguró que se trata de "una historia antigua, son sólo más historias falsas".
    
"El presidente dice que nunca mantuvo una relación con McDougal", dijo el portavoz de la Casa Blanca a The New Yorker.
    
McDougal reveló además que Trump y sus aliados realizaron reuniones clandestinas en hoteles, para realizar pagos y otros acuerdos legales para mantener el asunto fuera del alcance de la prensa.
    
El 4 de noviembre de 2016, cuatro días antes de las elecciones, el Wall Street Journal informó que American Media, Inc., editora del National Enquirer, había pagado 150,000 dólares por derechos exclusivos sobre la historia de McDougal, pero nunca la publicó.
    
Comprar una historia para enterrarla es una práctica que muchos en la industria periodística llaman "atrapar y matar".



regina