Policrato Philodemos

Demagogia electorera y Reforma educativa

2018-03-17

Desde que las sociedades humanas determinaron seleccionar a sus gobernantes a través del...

Almte. Manuel Rodríguez Gordillo

"Quienes nunca razonan su voto siempre serán gobernados por quienes
nunca buscarán su bienestar... la tragedia de esto,
es cuando son mayoría porque condenan a toda la nación"  

"El bazar de las promesas"

Desde que las sociedades humanas determinaron seleccionar a sus gobernantes a través del voto ciudadano, los tiempos electorales han sido el mejor caldo de cultivo para que se críen y florezcan toda clase de demagogos que buscan el poder político.

Actualmente en México se está viviendo dicha etapa de ebullición político electoral, donde la proliferación y abuso del lenguaje demagógico, las descalificaciones entre postulantes y las promesas incumplibles. han substituido la ausencia de verdaderos planeamientos, creando una contienda degradada que mucho se parece a las discusiones entre comadres chismosas, o a los diálogos entre borrachos de una pulquería, donde la seriedad y la lógica escapan por la ventana ante la falta de coherencia política de los diálogos y ante la ausencia absoluta de principios.

Dentro de la abundancia de ofertas y de promesas que manejan han incluido la permanencia y/o la abolición de la “Reforma educativa” que se encuentra en proceso de aplicación, criticada por algunos y/o exaltada por otros, que por ser torales ha originado este escrito con el fin de analizar dicho tema en los párrafos siguientes.

Antes de abordarlo es necesario señalar que actualmente ningún país que pretenda evolucionar dejando atrás su situación de subdesarrollo, no podrá lograrlo ignorando y desatendiendo la importancia que tiene alcanzar los conocimientos científicos y tecnológicos más avanzados como etapa inicial, de donde se infiere que el primer objetivo que debe perseguir sería la correcta adecuación de su sistema educativo, que le servirá de base para  alcanzar los niveles de excelencia académica y de investigación en sus escuelas y universidades, de modo que sus egresados sean realmente verdaderos profesionistas, dotados con la  preparación científica y tecnológica de vanguardia que pueda impulsar el desarrollo del país.

Bastaría repasar someramente la historia de los diferentes pueblos desde la antigüedad más remota, para comprobar lo señalado, pues desde el inicio de la civilización encontramos que el conocimiento ha servido de base en la creación y disponibilidad de una tecnología superior, lo que ha diferenciado a los pueblos entre sí calificando a unos como subdesarrollados y sometidos (cultural, política o económicamente), y a otros, como metrópolis dominantes, y que la diferencia entre ellos radicó en el conocimiento y tecnología de que dispuso cada uno, dado que históricamente siempre han sido las principales herramientas de dominio, y también las bases que han hecho posible el bienestar y la riqueza de quien las posee y utiliza.

Lo citado anteriormente es muy importante para nuestro país en la actualidad ante el desastroso resultado de las pruebas que se han efectuado a los alumnos de nuestras escuelas secundarias oficiales, quienes exhibieron graves deficiencias en un alto porcentaje, especialmente en conocimientos básicos que son indispensables para el aprendizaje, como son la lectura y comprensión, así como en matemáticas elementales, asignatura ésta última en la que mostraron incapacidad para manejar aritmética elemental, correspondiente a niveles de escuela primaria, lo que sitúa a México en los últimos lugares en educación dentro el escenario internacional, de acuerdo a los parámetros de la OCDE.

Cabe señalar que actualmente nuestro país se encuentra  bajo la efervescencia de campañas políticas hacia las próximas elecciones, que tendrán lugar en el mes de Julio, y que debido a esta circunstancia los partidos políticos contendientes, en su pragmatismo por alcanzar el poder, parecen haberse convertido en agencias de colocaciones sin ideología alguna, ya que en sus estrategias para conquistar el voto ciudadano, se exhiben como entidades políticas que solamente buscan el lucro y la impunidad que se deriva del poder en todas las circunstancias posibles, ya sea en forma de venalidad, tomando los recursos del presupuesto oficial, y/o del cohecho a la ciudadanía ..... ésto último parece ser ya una conducta tradicional e inherente en ellos cuando se refieren a la ideología, que utilizan como comodín en sus discursos, en un histrionismo grotesco como si fueran merolicos de banqueta.

Ninguno de los contendientes a un puesto de elección popular ha hecho una propuesta educativa racional y coherente con la realidad educacional de México, y ante su aparente incapacidad de análisis y/o de crítica, han optado por seguir el viejo juego de las simulaciones y el gatopardismo, tan comunes en la política mexicana, eludiendo de esa manera señalar que la tan cacareada reforma educativa ha caído en el juego de apariencias y simulaciones.

De antemano sé que este señalamiento puede ser tomado como escrito por un enemigo de una reforma educativa... pero esto estaría muy lejos de la verdad y de las intenciones de este trabajo, que simplemente busca señalar las contradicciones entre las declaraciones de nuestros políticos con la realidad, además de que dichas contradicciones descansan en las evidencias siguientes:

1.- Es del conocimiento general que en los niveles formativos oficiales de la educación existe la consigna (no escrita), de que los maestros no deberán reprobar a ningún alumno, sin que importe el nivel de conocimientos que este obtenga en el examen de la asignatura que cursó, e inclusive que no haya asistido a clases o cumplido con el requisito de las tareas escolares encargadas. Al profesor(a) que no cumpla con dicha consigna se le acusa de incompetente para enseñar, y se le segrega o acosa laboralmente.

Lo anterior obliga a preguntarse lo siguiente:

a.- ¿A la escuela asiste el alumnado para adquirir conocimientos y destrezas?.... ¿O asiste simplemente para obtener un certificado legal, sin que importe el nivel de conocimientos que respalden a dicho documento?

b.- ¿No se estarán convirtiendo nuestros centros de enseñanza en “Escuelas patito” bajo dicho procedimiento antipedagógico?

c.- ¿Será que a la clase política vive de la simulación y no le interesa la educación real, sino solamente inflar estadísticas de graduados, para luego cacarearlas como merolicos en sus discursos o informes de trabajo?

d.- ¿Podría ser posible alcanzar la excelencia académica bajo las condiciones existentes?

e.- ¿Podría un país superar el subdesarrollo teniendo como base para ello una población de técnicos y de profesionistas semianalfabetas, con títulos universitarios “Patito”?

f.- ¿Podrá llamarse reforma educativa a la involución de la enseñanza que realmente está ocurriendo en nuestras escuelas de nivel formativo?

Como colofón de todo esto quiero señalar que durante el desarrollo de la presente campaña electoral y hasta la fecha, ningún candidato de los que aspiran a ocupar puestos políticos se ha ocupado de hacer propuestas o presentar planes serios sobre la importancia de una verdadera reforma educativa..... ¿No será que están conformes con el estatus de subdesarrollo y prefieran gobernar a ciudadanos semianalfabetas, dado que estos son más fáciles de engañar y de seducir con promesas incumplibles, o con baratijas y despensas a cambio del voto?



JMRS

Notas Relacionadas

No hay notas relacionadas ...



Ver publicaciones anteriores de esta Columna