Reportajes

¿Qué pasó realmente en el último enfrentamiento entre Siria e Israel?

2018-05-16

Sin embargo, según la información que maneja Hasán Shemshadi, un...

 

Sputnik | Las explicaciones que Israel, Irán y Siria han ofrecido sobre su tenso enfrentamiento del 10 de mayo han sido muy diferentes. Mientras Tel Aviv acusa a "las fuerzas iraníes" de haber sido los primeros en atacar, Teherán rechaza estas acusaciones. Por su parte, Damasco afirma que respondió por su cuenta a un ataque previo de Israel.

El servicio de prensa del Ejército israelí declaró haber atacado a varias instalaciones pertenecientes a la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán como "respuesta" a un ataque con sistemas lanzamisiles contras sus posiciones en los Altos de Golán, territorio sirio ocupado por Israel.

Sin embargo, según la información que maneja Hasán Shemshadi, un excorresponsal militar de la televisión y radio estatal iraní en Siria e Irak cercano al CGRI, Irán no sufrió bajas ni pérdidas materiales en este ataque.

"Lo que pasó en Siria aquel día es a la vez un fenómeno inusual y un ataque rutinario. Rutinario porque Israel ha atacado a Siria con misiles en reiteradas ocasiones a lo largo de la guerra sin que nadie le castigue por eso (…) Inusual porque esta vez los sionistas trataron de presentar a Irán como el agresor que los atacó en los Altos de Golán", explicó a Sputnik.

En realidad, "Irán no fue responsable por este ataque: ningún comandante de la Fuerza Quds confirmó haber dado la orden".

Fue el Ejército sirio el que atacó con cohetes las posiciones israelíes en los Altos de Golán ocupados en respuesta a recientes transgresiones. Los golpes "alcanzaron sus blancos", pero Israel prefiere "callarlo y responsabilizar a los iraníes", afirmó Shemshadi.

Cada ataque de Israel contra Siria tiene su objetivo, recordó el especialista. Habitualmente, Tel Aviv afirma que quiere prevenir los suministros de armas a Hizbulá en el Líbano.

Esta vez, al atacar las posiciones sirias, Israel advierte que "no quiere ninguna presencia de Irán en Siria y buscará cualquier manera de expulsar a los militares iraníes del país".

"Irán opera en Siria legalmente, a petición del Gobierno sirio, a diferencia de los ocupantes como EU. Pero Israel insiste en que 'Irán no debe tener bases militares en Siria y que todos los iraníes deben irse'", comentó el interlocutor de Sputnik.

'Espectáculo' para las audiencias mundiales

Un importante aspecto para considerar en los últimos ataques, según Shemshadi, es el momento en el que decidieron llevarlos a cabo.

Los bombardeos israelíes coincidieron con el anuncio del presidente estadounidense de abandonar el acuerdo nuclear con Irán, como si buscaran 'dar más peso' a la postura de Donald Trump y persuadir a los demás países del mundo de que esta es correcta.

"Los sionistas buscan mostrar esta imagen al mundo: 'un país está amenazando a Israel con sus misiles, es una amenaza para la región e incluso para Europa'. Afirman que Irán y el CGRI representan un peligro para el mundo", sostuvo.

Otro "factor importante", según el analista, es que Irán, a pesar de su fuerte retórica, hasta la fecha ha demostrado una gran moderación a la hora de responder a los ataques de Israel.

"Incluso al sufrir bajas en sus filas en los ataques anteriores, Teherán se reservó el derecho a responder, pero nunca recurrió a ello".

En este sentido, están a la espera de "nuevos ataques israelíes dedicados a provocar una respuesta agresiva de Irán" para completar la imagen negativa del país persa, aseguró.
 



regina