Internacional - Política

Irán asegura que salvar el pacto nuclear "depende de Europa"

2018-06-04

Bahram Qasemí insistió en que si los países europeos cumplen con sus...

Marina Villén

 

Teherán, 4 jun (EFE).- El futuro del acuerdo nuclear de 2015 "depende de Europa" y de las "medidas prácticas" que adopte para garantizar los intereses de Irán, que no está dispuesto a pagar "ningún precio" tras la retirada de Estados Unidos del histórico pacto, dijo a Efe el portavoz iraní de Exteriores, Bahram Qasemí.

"De palabra, los europeos son muy firmes y serios respecto a la continuidad del JCPOA (siglas en inglés del acuerdo), pero hablar no es suficiente, nosotros necesitamos medidas prácticas", aseguró Qasemi durante la entrevista.

El responsable persa insistió en que si los países europeos cumplen con sus compromisos "no hay motivo para ser pesimista", aunque reconoció que "las posibilidades son pocas y existen preocupaciones".

Después de la salida, el pasado 8 de mayo, de EU del pacto y su decisión de volver a imponer sanciones a Irán, Europa trabaja a contrarreloj para que sus empresas puedan mantener sus negocios en el país persa y cumplir así con su parte del acuerdo.

La Comisión Europea (CE) activó el llamado "estatuto de bloqueo", que libra a las compañías europeas de los efectos extraterritoriales de las sanciones de EU, y puso también en marcha medidas para permitir que el Banco Europeo de Inversiones pueda financiar actividades en Irán.

Sin embargo, grandes compañías europeas como Total, Engie o Maersk ya han anunciado que no pueden seguir trabajando en Irán por los riesgos que conlleva.

"Es pronto para juzgar el paquete (de medidas europeas) y si puede vencer las sanciones de EU, ya que hay factores muy complicados y variables", dijo el portavoz, al añadir que muchas empresas europeas tienen un socio estadounidense o acciones en ese país.

En este sentido, instó a Europa a "resistir ante las presiones de EU y definir nuevos mecanismos para que las sanciones no tengan gran influencia sobre algunas compañías" y que éstas sigan presentes en Irán.

"La Unión Europea (UE) sabe que no hay mucho tiempo y que debe entregarnos su propuesta lo antes posible", advirtió Qasemí, quien indicó que no hay un plazo límite fijado pero que se barajan varias semanas, tras las que Irán decidirá si permanece o no en el acuerdo.

Desde la salida de EU del JCPOA, Irán ha celebrado varias rondas de consultas con el resto de firmantes -Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania- tanto a nivel de ministros de Exteriores como de expertos.

Sobre Rusia y China, Qasemí consideró que están en una posición económica y política más fuerte que en el pasado y "no retrocederán" en su decisión de apoyar el acuerdo nuclear, ya que "el mundo no quiere ser testigo de un dominio único".

No obstante, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, exigió recientemente a Irán acabar con el enriquecimiento de uranio y su proliferación de misiles balísticos, y retirar su apoyo a grupos como el libanés Hizbulá y a sus fuerzas de Siria, en un intento también de influir en Europa.

"El problema es EU (...) Presiona a los demás países para que sigan sus directrices", denunció Qasemí, tras aseverar que Pompeo no tiene derecho a determinar las políticas de Irán.

El portavoz hizo hincapié en que la República Islámica "no va a revisar" sus posiciones respecto a sus programas armamentísticos o su presencia regional, que calificó de "inherente y no adquirida".

Al respecto, defendió que Irán no tiene fuerzas militares ni bases en Siria, como denuncia Israel, y que la función de asesoramiento que realizan es a petición del Gobierno sirio de Bachar al Asad y se terminará cuando ese régimen lo decida.

Sobre Hizbulá, subrayó que "no es una fuerza terrorista" sino un partido político libanés conocido por su "resistencia ante las violaciones de Israel", país que está muy preocupado por la presencia del grupo chií y de Irán en sus fronteras y ha influido en el aumento de la hostilidad de Washington hacia Teherán.

"Nuestras posiciones respecto a los temas de la región son claras (...) No vamos a pagar ningún precio" por salvar el acuerdo nuclear, aseveró el portavoz, hablando con calma pero determinación en su despacho del Ministerio de Exteriores.

Qasemí indicó que Irán ha mostrado hasta ahora "flexibilidad" debido al interés europeo por salvar el acuerdo nuclear, mayor en su opinión al que tiene Teherán.

Por ello, concluyó que "la UE debe decidir si quiere tener un papel serio a nivel mundial o convertirse otra vez en un elemento de segunda fila bajo la influencia de las políticas de EU".



Jamileth