Agropecuaria

Continúa la guerra comercial entre Estados Unidos y China, pero el ganador es… ¿Rusia?

2018-09-13

Según el especialista, la soya rusa es de muy alta calidad. Sin embargo, en términos...


Sputnik | La guerra comercial entre Pekín y Washington ha supuesto una excelente oportunidad para que Rusia se convierta en un nuevo proveedor de soya para el mercado chino.

Así lo afirmó a Sputnik el secretario general de la Asociación China para el Desarrollo de Empresas en el Exterior, He Zhenwei, en los márgenes del Foro Económico Oriental.

Según el especialista, la soya rusa es de muy alta calidad. Sin embargo, en términos de suministros, Rusia todavía tiene una participación escasa en el mercado de su país.         

El gigante asiático es el mayor consumidor de soya en el mundo. La utiliza como materia prima para la producción de diversos productos alimenticios, aceites, mientras que la soya de baja calidad sirve para alimentar al ganado. China importa de Estados Unidos más de 30 millones de toneladas de soya, casi dos tercios de la producción estadounidense total de este cultivo por año.

No obstante, hace poco China tuvo que introducir sanciones contra los productores de soya estadounidense en respuesta a los aranceles a los productos chinos introducidos por Washington.

La soya se cultiva en los estados de Iowa, Nebraska y Kentucky, que votaron por Trump. Es por eso que Pekín sugirió que la imposición de aranceles a la soya debería ejercer en Donald Trump una presión no solo económica sino también política.

Por otro lado, esta medida obliga a China a diversificar sus proveedores de soya. Ningún país puede sustituir el volumen suministrado por EU. Por eso el gigante asiático compra una parte en Brasil y otra en Argentina. Rusia también puede entrar en la lista de proveedores principales.

"Rusia no cultiva soya genéticamente modificada, y esta es su ventaja. Toda su soya es natural, rica en proteínas. De tal materia prima se puede obtener proteína pura y no solo usarla para producir aceite. En China existe una enorme demanda de productos naturales de este tipo", destacó He.

Y señaló que, de momento, Rusia está suministrando solo 500,000 toneladas anuales, mientras que hay en juego un mercado de 30 millones de toneladas.

He Zhenwei agregó que los aranceles y sanciones de EU contra Rusia y China obliga a los dos países a profundizar en la cooperación económica y comercial. Paralelamente, Rusia está dejando de ser un proveedor de materias primas para China y está comenzando a proporcionar productos procesados.



regina