Internacional - Población

Desaparecido un avión malasio que volaba a Pekín con 239 personas a bordo

2014-03-08

Los familiares y amigos que aguardaban el vuelo en Pekín han sido trasladados a un hotel cercano,...

JOSE REINOSO, El País

Un avión de Malaysia Airlines, con 227 pasajeros -incluidos dos bebés- y 12 tripulantes, ha desaparecido de los radares en la madrugada del sábado mientras viajaba de Kuala Lumpur a Pekín. Más de doce horas después, las autoridades de los países de la zona aún desconocen la localización del Boeing B777-200 y lo que ha sucedido. Un alto oficial de la Marina de Vietnam ha desmentido informaciones previas de la prensa estatal según las cuales había confirmado que el avión se había estrellado en el mar a 300 kilómetros de la isla vietnamita de Tho Chu. El almirante Ngo Van Phat afirma que el aparato "podría haberse estrellado" en esa zona, según los cálculos realizados en base a su velocidad y última localización conocida, informa Reuters. Malasia, Vietnam, China y Filipinas han enviado barcos al Mar del Sur de China para rastrear cualquier posible resto de un accidente.

La aerolínea, en su último comunicado, afirma que "no ha sido capaz de establecer ningún contacto o determinar la localización del vuelo MH370", y que está "trabajando con los equipos de búsqueda y rescate internacionales para intentar localizar el aparato". El ministro de Transportes malasio, Hishamuddin Hussein, también ha desmentido las informaciones de que el avión se ha estrellado, y afirma que no se han hallado aún signos de un accidente. "Estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos para localizar el aparato. Estamos haciendo todo lo posible para asegurarnos de que se contempla cualquier posible ángulo", ha dicho a los periodistas cerca del aeropuerto de Kuala Lumpur. El ministro ha pedido que se abandonen las especulaciones y que la gente "entienda que estamos siendo todo lo transparentes que podemos, que estamos dando la información tan rápido como podemos, pero querernos asegurarnos de que la información ha sido verificada".

Los familiares y amigos que aguardaban el vuelo en Pekín han sido trasladados a un hotel cercano, donde han mostrado su enfado por la falta de noticias. Después de horas de espera, una veintena de ellos han salido de la habitación donde se les había concentrado enfurecidos para exigir información. "No hay nadie de la compañía aquí, no podemos encontrar a una sola persona. Simplemente nos han encerrado en esta habitación y nos han dicho que esperemos", ha explicado un hombre, que no ha querido dar su nombre, a la agencia Reuters. "Queremos que alguien dé la cara. Ni siquiera nos han dado la lista de pasajeros". La compañía, en su comunicado, afirma que no se facilitará la lista completa hasta que hayan sido localizados todos los familiares, a la vez que anuncia el envío a Pekín de un equipo de profesionales y voluntarios para asistir a los allegados.
 
El vuelo MH370 despegó de la capital de Malasia a las 00.41, hora local (17.41 del viernes en la España peninsular), y tenía previsto aterrizar en la capital china a las 6.30 (23.30 del viernes en España), pero a las 2.40 -dos horas después de su salida- se perdió el contacto con la aeronave, según Malaysia Airlines. El aparato no emitió ninguna señal de socorro. Entre los pasajeros y tripulantes, de 14 países, no hay ningún español. Son principalmente de nacionalidad china (154) y de Malasia (38). También viajaban siete indonesios, seis australianos, cinco indios, cuatro franceses, tres estadounidenses, dos neozelandeses, dos ucranianos, dos canadienses, un italiano, un holandés, un austríaco y un ruso.

Ahmad Jauhari Yahya, consejero delegado de Malaysia Airlines, ha asegurado que el avión perdió el contacto con los controladores aéreos 120 millas (193 kilómetros) al este de la ciudad de Kota Bharu (Malasia). También ha dicho que el resto de vuelos programados de la aerolínea se operarán con normalidad. "Nuestros pensamientos y nuestras plegarias están con todos los pasajeros y tripulantes afectados y sus familias”, señalaba la compañía en un comunicado.

El Gobierno de Vietnam asegura que el aparato desapareció mientras volaba en su espacio aéreo. “El avión perdió el contacto en el espacio aéreo de la provincia de Ca Mau, antes de entrar en contacto con el control aéreo de la ciudad de Ho Chi Minh”, afirman las autoridades de Hanoi en un comunicado, que añade que el Ministerio de Defensa ha puesto en marcha un dispositivo de rescate en coordinación China y Malasia.

Un responsable de la Autoridad de Aviación Civil de Vietnam (CAAV) había asegurado anteriormente que el aparato no pudo ser contactado mientras estaba volando sobre el mar entre Malasia y la ciudad vietnamita de Ho Chi Minh. “Su código no apareció en nuestro sistema”, dijo Bui Van Vo, director del departamento de control aéreo de CAAV, informa Reuters.

El capitán Zaharie Ahmad Shah, un malasio de 53 años con 18.365 horas de vuelo, y el primer oficial, Fariq Ab. Hamid, de 27 años y 2.763 horas de vuelo, pilotaban el avión, según la aerolínea.

El vuelo estaba operado en código compartido con la compañía china Southern Airlines. Malaysia Airlines es una de las compañías de Asia con mejor historial de seguridad y servicio, aunque recientemente ha sufrido algunos problemas financieros. Se trata del segundo accidente mortal que involucra a un Boeing 777 en menos de un año. El verano pasado, un Boeing 777 se estrelló en el aeropuerto de San Francisco y causó la muerte de tres personas. Hasta entonces, este modelo no había registrado ningún incidente fatal desde que entró en servicio en 1995.

El último accidente mortal de Malaysia Airlines se produjo en 1995, cuando uno de sus aviones se estrelló cerca de la ciudad de Tawau. Murieron 34 personas. La aerolínea tiene 15 Boeing 777-200 de un total de unos 100 aparatos. Este modelo tiene un alcance de 14.305 kilómetros.



ROW