Agropecuaria

Comienza conferencia de la FAO con más hambrientos en el mundo

2017-07-03

Al recordar que casi el 60 por ciento de quienes padecen hambre viven en naciones azotadas por...


Roma, 3 jul (PL) La cuadragésima Conferencia de la FAO se inició hoy aquí enfrentada a la dura realidad de que el número de hambrientos en el mundo aumentó desde la anterior reunión en 2015.

El portador de la mala noticia fue el Director General de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, José Graziano da Silva, quien lamentó que de esa manera se revirtieran los progresos alcanzados durante años.

Al recordar que casi el 60 por ciento de quienes padecen hambre viven en naciones azotadas por conflictos y el cambio climático, puntualizó que en la actualidad existen 19 países en situación de crisis prolongada, afectados con frecuencia por fenómenos meteorológicos extremos como sequías e inundaciones.

Para da Silva, un aspecto que acentúa la gravedad del problema es que la mayoría de los castigados por esos factores son personas residentes en áreas rurales, quienes perdieron sus medios de subsistencia y se vieron obligados a engrosar las filas de los hambrientos, con lo cual entraron en un círculo vicioso.

Es fundamental -dijo- contar con un sólido compromiso político para erradicar el hambre, pero no es suficiente y agregó que sólo se vencerá el hambre si los países traducen sus promesas en acción, especialmente a nivel nacional y local.

Por su parte, el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, expresó que solo una humanidad libre del hambre estará en condiciones de alcanzar los valores de la paz, justicia e igualdad.

Recordó que la cumbre del G-7 realizada en mayo último en la localidad siciliana de Taormina confirmó la necesidad de un esfuerzo común para enfrentar la malnutrición y la inseguridad alimentaria, en particular en África Subsahariana.

No podemos ni debemos -puntualizó- dejar a la resignación la lucha contra el hambre y agregó que para derrotarla es necesario el compromiso de todos nosotros, desde las organizaciones internacionales hasta los gobiernos y los ciudadanos individuales.

Al secretario de Estado Vaticano, Pietro Parolín, correspondió leer el mensaje enviado a los participantes en el encuentro bienal de cinco días por el papa Francisco, para quien sólo un esfuerzo de auténtica solidaridad será capaz de eliminar el número de personas malnutridas y privadas de lo necesario para vivir.

No basta la intención de asegurar a todos el pan cotidiano -señaló- sino que es necesario reconocer que todos tienen derecho a él.

Recordó que si los objetivos propuestos son todavía lejanos, depende mucho de la falta de una cultura de la solidaridad que no logra abrirse paso en medio de las actividades internacionales, que permanecen a menudo ligadas solo al pragmatismo de las estadísticas o al deseo de una eficacia carente de la idea de compartir.

Añadió que el compromiso de cada país por aumentar su propio nivel de nutrición, por mejorar la actividad en la agricultura y las condiciones de las poblaciones rurales, se concreta en el impulso del sector agrícola, en el incremento de la producción o en la promoción de una distribución efectiva de los alimentos.



yoselin