Nacional - Finanzas

Peso mexicano se deprecia frente al dólar en función de eventos del exterior y TLCAN

2018-04-30

La moneda tocó en el mes que termina "un mínimo de 17,94 pesos y un...

 

CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El peso mexicano cerró abril con una pérdida de 2,85% frente al dólar, ante el fortalecimiento de la moneda estadounidense en los mercados bursátiles y de divisas en el mundo, indica un análisis financiero mensual de Banco Base al cual tuvo acceso Sputnik.

"De forma general, la depreciación del peso se debió a un fortalecimiento generalizado del dólar estadounidense frente a sus principales cruces en el mundo", indica el documento enviado por la institución a sus clientes en los mercados.

El peso cerró abril con una depreciación de 2,85%, o 51.9 centavos, cotizando alrededor de 18,70 pesos por dólar, indica el reporte.

La moneda tocó en el mes que termina "un mínimo de 17,94 pesos y un máximo de 19,14 pesos por dólar, mostrando una volatilidad anualizada de 12,8%", prosigue el texto.

En el mes, el índice ponderado del dólar antes los principales cruces, entre los cuales está el peso mexicano, como una de las ocho monedas más intercambiadas, "mostró una recuperación de 1,98%, su mayor avance desde noviembre de 2016, mes en que se dio a conocer el triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales" de EU, reseña el análisis.

El reciente fortalecimiento del dólar se debe a que los participantes del mercado nuevamente están a la espera de que la Reserva Federal (Fed, banco central de EU) "adopte una postura monetaria más restrictiva a través de incrementos a la tasa de interés", explican los expertos de la institución. 

Tres factores contra el peso 

No obstante, hubo tres factores que afectaron particularmente a la moneda de la segunda economía latinoamericana: primero, el aumento de las operaciones especuladoras; segundo, el fin del optimismo por un acuerdo favorable del Tratado de libre Comercio de América del Norte (TLCAN); y tercero, el comienzo de la volatilidad que ocurre en el marco las elecciones presidenciales que se celebrarán el 1 de julio.

En efecto, parte de la depreciación del peso se debió a "un cambio en las posiciones especulativas que desde la segunda mitad de marzo se habían acumulado a favor de la divisa".

En las cuatro semanas previas al martes 17 de abril, día en que el tipo de cambio tocó un mínimo de 17,94 pesos por dólar, su mejor nivel en el año, "las posiciones especulativas brutas a la espera de una apreciación del peso en el mercado de futuros de Chicago se elevaron".

Crecieron, efectivamente, 47%, equivalente a 49.754 contratos de intercambio, cada uno de 500,000 pesos, alcanzando un nivel de 155.624 contratos, "nivel no visto desde abril de 2013", indica el grupo financiero.

En la semana posterior al 17 de abril, el peso registró una depreciación hasta un tipo de cambio máximo en el mes de 19,14 pesos por dólar.

A la par de la depreciación de la moneda nacional, "las apuestas a favor del peso en el mercado de futuros de Chicago cayeron en 9.56%, su mayor retroceso desde enero".

En segundo lugar, "se terminó el optimismo relacionado con la renegociación del TLCAN", advierte la institución.

Desde marzo pasado, los jefes de las negociaciones de México, EU y Canadá han destacado la posibilidad de alcanzar un acuerdo preliminar en mayo.

"Ese anuncio fue bien recibido por los participantes del mercado y a su vez permitió una apreciación del peso", dice el análisis económico.

No obstante, la falta de avances claros en temas clave como las reglas de origen del sector automotriz, que EU quiere subir de 62,5% de autopartes fabricadas en Norteamérica a 85%, "hizo que el optimismo del mercado fuera disminuyendo".

Por ahora, los mercados están a la espera de que se llegue a una conclusión de la renegociación del acuerdo en mayo.

"De no ser así, el tipo de cambio podría enfrentar presiones al alza a niveles por arriba de 19 pesos por dólar", alerta la institución.

Finalmente, en tercer lugar, los participantes en los mercados han comenzado a enfocar su atención en las elecciones presidenciales de México.

"Se espera que la incertidumbre relacionada al cambio de gobierno genere presiones al alza sobre el tipo de cambio durante los meses de mayo y junio", indican los analistas del banco.

El tema electoral gravitará en los ataques especulativos al peso, aun cuando se logre alcanzar una conclusión favorable en la renegociación del TLCAN a mediados de mayo, como espera el Gobierno de México.



regina